26 junio 2009

EUSKADI SCOOTER RALLY 09: la crónica

video

Todos los años en el mes de junio se celebra el Euskadi Scooter Rally organizado por Scooter Club Euskadi y resto de SCs de la CAV. Este año tocaba en Vitoria-Gasteiz y como se decía en la convocatoria: “sencillamente no podíamos faltar”. Así que el sábado a primera hora de la mañana, ocho Azkorris y Azkorrettes nos encaminamos hacia la capital en 2 Lambrettas, 3 Vespas y un vehículo de apoyo. No pudimos disfrutar demasiado del viaje hasta Vitoria ya que estuvimos pendientes de llegar a tiempo al punto de encuentro para acabar de formalizar la inscripción. Tras registrarnos en el hotel, y junto a otras 15 scooters, cruzamos la ciudad en estampida hasta el pub Urban Concept donde acabamos con los tramites y recibimos camisetas, vales y demás. Allí pudimos encontrarnos con los sospechosos habituales además de con amigos y conocidos que no veíamos desde hace tiempo: 197 inscritos y un número de scooters un poco inferior. La calle estaba tomada pero por desgracia la gran acumulación impedía que las scooters pudieran ser admiradas en las mejores condiciones. Bastantes scooteristas de Madrid (el club más numeroso), Cantabria, asturianos, maños... además de la lógica mayoría vasco-navarra.

Tras un tentempié, y con un poco de retraso sobre el horario previsto salimos de Vitoria hacía una ruta de más de 80 km por la Llanada a través de Agurain y Landa para retornar después a Gasteiz. Fue un recorrido fácil, sin incidentes reseñables, en el que la mayoría nos tomamos las cosas con calma buscando nuestro lugar en el grupo ya que la abundancia de scooters en la carretera así lo recomendaba. Fue especialmente agradable el último tramo bordeando el pantano de Ullibarri-Gamboa. A la entrada de la ciudad nos esperaba la policía local que nos escoltó hasta el restaurante.

Quizás los inconvenientes más grandes de la masiva asistencia al rally fueron precisamente el tener que esperar a que el comedor estuviera preparado y que los gasteiztarras tuvieran que “sacrificarse” y comer en un comedor adyacente ya que no había sitio para todos en el principal. Como ocurre siempre en estos casos la comida y la bebida hicieron que surgieran nuevas amistadas, se profundizara en las antiguas y se pontificara sobre lo humano y lo divino. ¡Muy rico el postre! Siguiendo la tradición se procedió a la entrega de premios y sorteos varios, ceremonias a las que no somos muy aficionados pero que transcurrieron sin complicaciones. Tras el café y licores la mayoría de los participantes se desplazaron a la gymkhana pero nosotros preferimos disfrutar del sol y de conversaciones surrealistas en diversos idiomas en la terraza del hotel. Esta actividad se alargó hasta el limite por lo que tras una ducha rápida y cambio de vestuario nos encontramos en el bar del hotel con los miembros del BSC para reponer fuerzas y dirigirnos a la allnighter.

La sala New Oasis es de características similares a la ya clásica Hell Dorado, un pabellón industrial acondicionado para conciertos. Ya conocíamos a The Teenagers por el single editado el pasado año y por las buenas criticas que habían recibido como backing band de Dean Parrish y P.P. Arnold. Lo pasamos bien en un concierto en el que Al Supersonic & The Teenagers desgranaron un repertorio que circula por el lado up tempo, en muchas ocasiones cercano al northern aunque tambien bebiendo de las fuentes de Motown y Stax. Exceptuando las primeras filas (entre las que nos encontrábamos) el publico estuvo un tanto estático. Si bien es cierto que el sonido no fue perfecto (quizás por las características de la sala) era de esperar una mayor entrega ante una banda que se está ganando el primer puesto de la escena española del soul clásico. La plantilla de DJ’s para la noche era también de garantías: Fran & Bea, Igu y Risi. También pinchó Diego a quien era la primera vez que escuchábamos y que programó el suculento bugalú de Hector Rivera “I want a chance for romance” que se convirtió en uno de los éxitos de la velada. Como era de esperar los DJs cumplieron a la perfección, sonando soul, r&b y dancefloor jazz La noche siguió adelante entre bailes, conversaciones, canapés... pero esa es otra historia.

Durante el desayuno de la mañana del domingo tuvimos la oportunidad de comentar los episodios más jugosos de la noche anterior con gasteiztarras y donostiarras. Tras despedirnos y repostar, tomamos el camino de vuelta a casa, en el que disfrutamos del sol y de carreteras prácticamente vacías. Para poner punto final al rally nos acercamos a la Plaza Nueva de Bilbao a hacer un brindis.

Una vez más, queremos dar las gracias a todos los que han participado en la organización o que han ayudado a que todo haya salido tan genial. Seguro que nos dejamos a alguno (más que nada por desconocimiento) pero GRACIAS a Iñigo & Juncal, a Rubén & Ana, a Igu, a Carlos, Fernando y demás Acapulcos, a los Teenagers, a todos los DJs, y también a Txetxu, a la chica que hizo los canapés de la noche, a los que pensaron la ruta (que estuvo muy bien para los de fuera)... Lo dicho, si nos dejamos a alguien que nos disculpe. MUCHAS GRACIAS!! ESKERRIK ASKO!!


2 comentarios:

javi dijo...

que conciertazoooooooo, como me gustaba ese sonido de guitarra me recordaba a los Orange Juice.........me lo he pasado en grande

javi

Ander dijo...

Gran rally! Y buena crónica que refleja exactamente lo que vivimos ese fin de semana. perfecto el concierto de Teenagers, sí señor!.