07 septiembre 2010

Big Boss Man & The Excitements

Este próximo fin de semana volveremos a viajar para ver actuar a dos de nuestros grupos favoritos, uno desde hace unos años y el otro desde que nos fue recomendado desde el fantástico blog The Boiler.



Por un lado, volveremos a disfrutar de Big Boss Man, fenomenal combo de Hammond Jazz y rare grooves liderado por Nasser Bouzida, que también es el alma mater detrás de The Bongolian.



Por otro lado, veremos y escucharemos por primera vez a la prometedora banda de soul barcelonesa The Excitements.

Un buen cartel, enmarcado dentro de las fiestas de Hondarribia en Gipuzkoa. La cita está anunciada a las 22:30 en el escenario de La Benta.

4 comentarios:

pasapogas news dijo...

Buenas!
Big Boss man son de esas bandas que te hacen disfrutar con su directo y pasártelo bien.The Excitements me han sorprendido gratamente con lo que he podido escuchar y ver de ellos.En mi opinión dos magnificas elecciones sin ninguna duda.
saludos!
Jero.

Ander Azkorri SC dijo...

Buenos días Jero:

Mientras escribía la entrada, y escuchaba ese Hammond enloquecido, me acordaba de ti. No lo dudes, será una gran noche.

Getxo dijo...

Ander, podrías contarnos qué tal el concierto... música, gente, ambiente...

Ander Azkorri SC dijo...

Contestando a Borja. A mi el concierto me gustó mucho. Era un poco receloso porque eran las fiestas del pueblo, pero la acústica no era mala y, además, había muchos asistentes con reminiscencias de la escena modernista (ya sabes, Fred Perrys y tal). Actuaron en primer lugar los Excitements. Buen concierto aunque creo que su lugar es una sala más pequeña. No me gustó el balance del sonido, en el que la guitarra principal eclipsaba incluso a la vocalista (muy buena voz y vibrante puesta en escena). En segundo lugar actuaron Big Boss Man, que personalmente (menos en un tema que se liaron un poco) me encantaron. Me recordaron muchísimo al sonido de los Prisoners, para que te hagas una idea. Eso sí, no a todos nuestros acompañantes les gustaron tanto... quizás sonaron un pelín demasiado indies, pero eso ya sabes que a mi (y a Murgiondo) nos encanta.